miércoles, 10 de diciembre de 2008

Una de cal y otra de arena

Las Fuerzas Y Cuerpos de Seguridad franceses y españoles han detenido a varios terroristas en el país galo, por lo que todos nosotros, hombres de Democracia, hemos de felicitarnos. Ya podemos tachar de los carteles de los terroristas más buscados a tres canallas más.
Ahora, con la excusa de crear más disidencia interna en la banda terrorista, el Gobierno de Zapatero va a acercar al País Vasco a varios terroristas. Y no son simples colaboradores de la banda, si no que son verdaderos asesinos como Valentín Lasarte, ejecutor de Gregorio Ordóñez.
Uno es muy mal pensado, pero dice el refrán que "piensa mal y acertarás". Si uno suma las complicaciones que ponen los socialistas para echar a ANV de los ayuntamientos vascos y, ahora, el acercamiento de presos, alguien puede pensar que es el principio de otro principio del final. Si Rubalcaba, comunicado Federico Trillo, adopta una determinada política antiterrorista con la verdadera excusa de crear disidencia en el seno de ETA, tendremos la esperanza de que funcione y los asesinos y los que quienes colaboran con ellos acaben por rendirse. Pero si esa excusa es falsa, y se trata de retomar el proceso de paz, de abrir de nuevo las vías de diálogo con los terroristas, con la eta que no rompió la tregua, Rubalcaba debería dimitir por intentar engañarnos y, de paso, Federico Trillo por dejarse engañar.