viernes, 12 de diciembre de 2008

Bilbao, provincia de Francia

En el delirio nacionalista vasco, comandado por el PNV de Ibarreche, se ha rechazado en el Parlamento autonómico de esa región que la Vuelta Ciclista a España pase por Euskadi con la argumentación simple de que "Euskadi no es España". Al mismo tiempo, el mismo PNV aprobaba una moción en el Ayuntamiento de Bilbao para que la capital vizcaína fuese salida del Tour de Francia 2013, habiéndose entrevistado ya el lehendakari con la organización de la prueba francesa para tal propósito.
Tal es la paranoia hacia lo español que carcome las neuronas nacionalistas, que los que gobiernan Euskadi son capaces, para negar España, declararse franceses, pillándoseles en semejantes incoherencias ideológicas que les llevan a hacer, simplemente, el ridículo. Y si, además, se les muestra la inconsistencia de los argumentos nacionalistas, Ibarretxe se envuelve en eso llamado derecho a decidir de los vascos y vascas para reclamar que los ciudadanos españoles aceptemos pulpo como animal de compañía. Pulpo francés, por supuesto.