sábado, 6 de diciembre de 2008

Dos valoraciones en el 30º Aniversario de la Constitución

En el día de hoy, celebramos todos los españoles el 30º Aniversario de la Constitución Española, por el cual se rigen las leyes y las normas básicas de convivencia.
Por supuesto, la extrema izquierda representada por IU y los nacionalistas no han querido estar presentes en el izado de la bandera española en la Plaza de Colón de Madrid, lo que dice mucho de su opinión respecto al símbolo que nos representa a todos y los valores democráticos consagrados en la Carta Magna.
Dos declaraciones en este día me han llamado la atención: La primera, la de nuestro presidente de gobierno (sí, también mío a mi pesar) José Luis Rodríguez Z. En ella dice que (¡ahora!) la reforma de la Constitución no es prioritaria ni imprescindible, a pesar de que era una promesa ya por el año 2004, cuando había que reformarla para que no hubiera discriminación por sexo en cuanto a la sucesión monárquica, para enumerar el nombre de todas las comunidades autónomas españolas y para sustituir la palabra disminuido por discapacitado; y también cuando ya ha conseguido reformarla a su gusto por la puerta de atrás (véase Estatuto de Autonomía de Cataluña).
La otra declaración que me ha llamado la atención es la de Alfonso Guerra en una entrevista al diario "El País" , en la cual, el ex-vicepresidente del gobierno de España dice: "Soy partidario de derogar el artículo 150.2. Hay que cerrar el proceso constituyente". Pues qué puedo decir de estas declaraciones y de todas las que manifiesta en la entrevista en el diario de Prisa, que son más o menos las mismas que manifestó antes de la toma en consideración del estatut y que son las que se calló en el momento del debate en la Comisión Constitucional del Congreso de la cual es presidente. Ahora dice que sólo queda ver qué dictamina el TC, y que él no forma parte del mismo. Total, para no decir nada donde hay que decirlo...