domingo, 1 de febrero de 2009

Nación y la connotación franquista

Izquierda Unida ha perdido ya todo rumbo de sensatez y de coherencia o, peor aún, tiene una coherencia firme en su propia inopia. Gaspar Llamazares preguntó al ejecutivo de Z. sobre si tenía previsto cambiar la denominación de RNE y proponía que se llamase Radio Española, "como es el caso de Televisión Española". Dice Gaspi que el nombre Radio Nacional de España tiene una connotación franquista.
Fue el mismo Z. quien dijo, antes de escuchar el discurso de investidura de Obama, que el término Nación era discutido y discutible, y desde entonces la izquierda no ha hecho más que cargarse toda Nación que no sea España, como ocurrió con el querido Instituto Nacional de Meteorología. Lo que antes era nacional, ahora es estatal, y se llega al absurdo de que haya asociaciones, federaciones e incluso concursos que, en vez de ser nacionales, son estatales. Así pude ver Concurso Estatal de Fotografía (cuando es un concurso a nivel nacional), Federación Estatal de (...) y todas esas cosas que, bien paradas a pensar, son ridículas por querer sustituir lo nacional por lo estatal, cuando son términos bien diferentes.
Pero eso lo hemos conseguido gracias a que nuestros políticos han interiorizado el lenguaje nacionalista, donde España es el "Estado español", y cualquier referencia a la Nación Española es sinónimo de franquismo españolista rancio y fascista.
Gaspar Llamazares quiere ventilarse cualquier vestigio de la Nación, aunque sea en los nombres de las radios y demás instituciones públicas o privadas, con el argumento (que roza ya el cachondeo) de las connotaciones franquistas. Después de cargarse el partido (y no creo que el Cayo Lara pro-castrista vaya a hacer algo por reconstruirlo), el diputado aferrado a su escaño se parece cada vez más a esa caricatura pirómana que le sustituyó en la campaña electoral.