lunes, 16 de febrero de 2009

Ganó el dictador Chávez

Hugo Chávez, con todos los medios del Estado a su disposición y al servicio de sus intereses de perpetuación, ha ganado un referéndum que le permitirá, con el control de todos los resortes de funcionamiento de un estado, perpetuarse en el poder a imagen y semejanza de ese icono fascista llamado Fidel Castro.

Un tembloroso sudor frío debería recorrer toda América Latina cuando la primera llamada de felicitación ha sido la del dictador cubano, cuando llama a su victoria "victoria de la revolución", y cuando ordena a todas las cadenas de televisión retransmitir su fiesta (¿libertad de prensa? ¿qué es eso?), teniendo la oposición que hacer sus valoraciones tras el baño de masas del gorila rojo. Pero en Iberoamérica la demagogia barata triunfa, sobretodo si está financiada con los petrodólares bolivarianos, y así ganan Correa, Ortega, Morales y la esposa de Néstor Kíchner, sumiendo a su pueblo en la pobreza.
Dice Chávez que esta victoria "abre las puertas de un tercer periodo revolucionario, que va desde 2009 al 2019 con un único camino: ¡El socialismo! ¡La construcción de la verdadera democracia socialista!". ¿Democracia socialista? ¿Acaso la verdadera democracia admite el apellido socialista? ¿Acaso un golpista puede ser consciente de lo que es la verdadera democracia?
Sólo un dictador es capaz de querer llevar a un país al socialismo cubano y querer expandirlo a toda Latinoamérica, aniquilando la separación de poderes, pretendiendo la destrucción de la propiedad privada y del Estado de Derecho. Sólo un dictador es capaz de poner a la pobreza y a los pobres como coartada para su perpetuación en el poder y seguir empobreciendo el país en todos los ámbitos, empezando por el intelectual.
********
Elena Valenciano ha querido aclarar en su blog su postura respecto a la expulsión de Luís Herrero. Me inquieta esta frase: "Lo cierto es que las declaraciones del eurodiputado y periodista violaban la ley de aquel país. Es posible que Luis Herrero no lo supiera…" Ni rastro de crítica a las leyes liberticidas que propiciaron la expulsión del incómodo eurodiputado. (Un hombre muere ahorcado en Irán por tener la misma orientación sexual que Zerolo. Lo cierto es que violaba la ley de aquel país y es posible que el hombre no lo supiera...)