martes, 17 de febrero de 2009

Solbes vaticina dificultades en 2010

Ante la posibilidad de que la crisis afecte de manera decisiva en el año 2009, ahora (ahora) Pedro Solbes, ese hombre preocupado en llevar de un sitio a otro una cartera de cuero con una inscripción ministerial, vaticina que en 2010 ve más dificultades de la que había visto hasta ahora. Además, ha empezado a justificar a esos bancos viles e insolidarios que no dan créditos a los insolventes.
Mientras, Z., en el Senado, sigue con su discurso de protección social, esas palabras tan llenas de demagogia, y no quiere oír ni hablar de reformas estructurales, aunque hará un debate que ya sabemos todos lo que dirán unos y otros y de lo que servirá (y ojalá me equivoque). El Banco de España y la CEOE le han dado recetas, pero aceptarlas ahora le ventilarían ese tufillo chavista que desprenden sus cacareadas medidas de protección social. "No habrá reformas que debiliten los derechos de los trabajadores", contesta nuestro presidente a la CEOE, olvidando que el principal derecho de los trabajadores es, precisamente, el del trabajo, ése que se empeña en no proteger ni promover.
Solbes es un ministro caduco y quizás sepa el día en que dará el relevo en el ministerio, por eso quizás empieza a decir lo que Z. no quiere oír, que las cosas no van a ir como dice el presidente del pleno empleo. Pero si este gobierno, aunque sea por boca de un muy comedido Solbes, vaticina que habrá dificultades en 2010, ya podemos pensar lo peor: no sólo tocaremos fondo, sino que empezarán a echarnos paladas de tierra encima.