miércoles, 18 de febrero de 2009

88 millones para Cuerda y cía

Pese a que el cine español sólo tiene una aceptación de un 14% (según El Semanal Digital), el cine español no está en crisis. Zapatero debe favores, y aunque no es buena época para tirar los millones por la ventana (o la taquilla), nuestro presidente se gasta la no desdeñable cifra de 88 millones de euros de nuestros bolsillos en el Fondo de Protección a la Cinematografía para 2009, a lo que hay que sumar 75 millones de financiación vía ICO (periodo 2009-2011).
Tremendo caché el que cobran algunos que se dicen artistas por posar haciendo el signo de la ceja y llamar turba mentirosa y humillante de imbéciles a los que no comulgan con sus ideas progremonetarias, en vez de hacer películas que realmente llamen la atención del espectador, ése del que tanto se quejan porque sólo paga por ver películas yanquis. Y si este espectador no se gasta dinero en taquilla, tampoco se molesta en utilizar el e-mule para ver cine español gratis, que ya es pena.
Vistas estas cifras podemos entender que el público mayoritario no pase por taquilla para ver cine español: con pagar impuestos por no ver una película infumable ya tiene suficiente.