viernes, 30 de octubre de 2009

José Luis Cuerda

Interesante contestación de José Luis Cuerda en las Cartas al Director en El País. Contestando a un artículo titulado "Petardos, fallas y Berlanga", donde se denuncia que "Ni el cine español ha conseguido crear una industria solvente que le garantice una rentabilidad media a sus productos contando con la calidad de sus profesionales, ni hay otro género cinematográfico propio que no sea el exangüe de la "Guerra Civil vista a través de los ojos de un niño" o los melodramas mal fotocopiados de los originales de Douglas Sirk o Vincente Minnelli." El director no duda en insultar a los periodistas del diario prisaico que se atreven a opinar sobre el cine español. ("¿Cuándo dejará este periódico de poner en las manos de glosadores romos, tristes y violentos, recocidos en sus propias babas, los asuntos del cine español?").
(Acierta EL PAIS al denunciar una falta de industria del cine español, pero no analiza, por ejemplo, que esa falta de industria viene por el exceso de subvenciones estatales, sean de los gobiernos central o autonómicos)
A Cuerda le ha debido sentar mal que se califique como exangüe (y creo que con razón) el género de "la Guerra Civil vista a través de los ojos de un niño" (y yo añadiría el de "triángulos amorosos pseudopornográficos"), géneros nada novedosos y tratados hasta la saciedad por el subvencionado cine español. Ello ha llevado a José Luis Cuerda a decir, textualmente: "[...] los lectores de EL PAÍS tienen que estar convencidos, por la insistencia de ustedes, de que las películas españolas son muy malas y los que las hacemos una mezcla de sinvergüenzas e imbéciles."
¿El Sr. Cuerda se molesta porque creamos que los que hacen las películas españolas son una mezcla de sinvergüenzas e imbéciles? ¿El Sr. Cuerda en particular, el mismo Sr. Cuerda que pidió, insultando al Partido Popular y a sus votantes, "que no vuelva esa turba mentirosa y humillante que piensa, desde su imbecilidad, que todos somos más imbéciles que ellos" y, de paso a la religión Católica (punto de mira, dicho sea de paso, en ese género de la guerra civil vista a través de los ojos de un niño) diciendo "Puesto que Rajoy no piensa pelearse con ellos, para que los obispos no nos echen encima una teocracia igualmente humillante y estúpida"?
Si bien en ningún caso se ha dicho que los que hacen cine español sean una mezcla de sinvergüenzas e imbéciles, el Sr. Cuerda, que habló e insulto al PP y sus votantes en representación de una plataforma pro-zapateril de artistas (del cine español, entre otros) y otros personajes, no debe sorprenderse de que se opine de él que también es un imbécil, siendo el menos adecuado para quejarse e indignarse por ello.