martes, 1 de septiembre de 2009

Abrir los ojos a base de impuestos

Z. por fin dice la verdad y se desmiente a sí mismo cuando dijo aquello de que bajar los impuestos era de izquierdas, y queda claro que no era consciente del partido que dirigía y de su capacidad para gobernar un país o, simplemente, mentía de manera descarada cuando afirmó eso de que podían manejar la economía tan bien como el Partido Popular. Y sí, me acuerdo la famosa frase de que la peor expectativa de desempleo del PSOE sería mejor que la mejor del PP, signo inequívoco entonces de que íbamos directamente al desastre.
Cuando el gobierno está a punto de perpetrar una subida de impuestos a las clases medias, es decir, a esa parte que aún tiene capacidad para consumir y de generar riqueza, ojalá sea éste el momento en el que Z. abra los ojos al ciudadano (convertido ya en mero contribuyente) y se desenmarcare tal cual es él y su política de estos años. Abrir los ojos a base de impuestos.
Ahora nos encontramos en este momento en que, tras la subida de impuestos a hidrocarburos (¿por qué la gasolina está tan cara?) y tabaco, subidas de impuestos que no sólo afectan a las clases altas y pudientes, y la prevista subida a las clases medias (no nos engañemos), en que podemos darnos cuenta de que todo ese dinero que ha servido a Z. para hacer puro electoralismo, ganar con golpes bajos los debates sobre el Estado de la Nación, no salía directamente del bolsillo de Z., sino de nuestros impuestos.
¿Cómo se paga la idea del cheque-bebé? ¿Quién se creyó que los pagaba el Gobierno? No, los pagamos todos nosotros.
¿Cómo se pagan los famosos 400 euros, símbolo de la mayor desfachatez electoralista de Z. y los que le siguen? No los paga ni Z. ni el gobierno, los pagamos todos con nuestros impuestos.
¿Cómo se pagan los 8.000 millones de euros del Plan E, incluida su página web y los cartelones que encabezan las obras? No, no los paga Z., por mucho que algún alcalde insista en encabezar los carteles con el lema "plan Zapatero", los pagamos los ciudadanos con nuestros impuestos, incluidos los fabricantes de los famosos carteles que ya han cerrado sus empresas después de realizar su último encargo.
¿Cómo se pagan los miles de millones del plan de rescate del mejor sistema bancario del mundo?
¿Y de dónde sale el dinero con el que se subvencionan a los sindicatos afines? ¿Y con el que se pagan cúpulas de artistas de la ceja? ¿Y las subvenciones a películas de directores de la ceja que tienen el mismo número de espectadores que las sesiones privadas de cine pornográfico de Alfonso XIII? ¿Y las bombillas que se almacenan en las oficinas de correos? De nuestros impuestos.
¿Cómo se pagan ministerios inútiles como el de vivienda o el de igualdad, con sus ministros, secretarios de estado, asesores, etc. etc.? Sí, de ahí.
La subida de impuestos será inútil para relanzar a España y que salga de la recesión (depresión) en que nos encontramos Al contrario, servirá para hundirnos más en el lodo, mientras Z. siga guiándose por las apariciones en sueños de gurús económicos y no controle, recorte y gestione el gasto al que su afán electoralista, que no son más que golpes de efectos especiales, y por tanto irreales, nos ha llevado a la ruina.