domingo, 27 de septiembre de 2009

Los comercios que no pagarán impuestos

El gobierno Z. ha decidido que unas empresas, las más afortunadas, paguen menos impuestos si crean o mantienen empleo. El gobierno también ha decidido que otras empresas cierren sus puertas, despidan trabajadores e incrementen las estadísticas maquilladas del desempleo e incrementen lo que algunos llaman gasto social.
Incrementar el IVA supone una penalización al consumo, y por mucha bajada del impuesto de sociedades que hagas, por ejemplo, a nuestro vendedor de bicicletas, si no vende bicicletas, difícilmente logrará mantener a sus empleados o, lo que es peor, su propia empresa. Es un error de este gobierno creer que una bajada del impuesto de sociedades significa un aumento de los ingresos; es un alivio en las cuentas de la empresa pero que, indudablemente, no cuadrarán nunca si no hay actividad en dicha empresa. Así son las cuentas de la abuela, mucho más fiables que todas las elucubraciones de los asesores de la Oficina Económica de Z., la ministra Salgado y los asesores de la ministra Salgado.
Elucubran también diciendo que la crisis económica mejorará a partir de julio. Difícil propósito si aplican medidas pro-crisis a partir de dicha fecha. Un mes, julio de 2010, que suena más a la típica previsión (esperanza vana, mentira) de Z. que a una verdadera estimación basada en rigurosos cálculos económicos.
Penalizando el consumo, el gobierno conseguirá que haya muchos comercios que no paguen impuestos de ningún tipo: aquellos que con terca insistencia conseguirá que echen el cerrojo.