domingo, 27 de septiembre de 2009

La fracasada Merkel.

Ángela Merkel, la canciller alemana, va a repetir en el cargo. Esta vez no va a ser una alianza con los socialistas, hundidos en un porcentaje del 23,4 % de los votos, no puede formar coalición gobernante con el resto de los partidos de izquierda.
Alemania, país que, recordemos, ya ha salido de la recesión y vuelve a tirar del carro europeo, afronta así una etapa que se caracterizará por la sustancial rebaja de impuestos. "Bajar los impuestos es lo más sensato para crear crecimiento", dijo Merkel en uno de sus mítines. Ahora que el CDU se ha quitado de encima el lastre socialista, tendrá menos ataduras para hacer una política acorde con su ideario y, más importante, acorde para los tiempos que corren y atajar de una vez la crisis.
Mientras, en España, Z. ha decidido seguir la vía de la subida de impuestos (¿habría ganado el PSOE de haber dicho que subir los impuestos es de izquierdas y no lo contrario?) y llevarnos, vagón por vagón, al último de la cola; eso si no nos vemos obligados a desengancharnos del tren de la unidad monetaria.
Hay dos reacciones que quisiera remarcar: La del Partido Popular que dice, a través de Moragas, que la victoria de Merkel "empuja a la izquierda europea a una profunda crisis". ¿Y cuál es el empeño del PP, con la oposición rajoyesca, de empujar a la izquierda española, la zapateril, a su particular y profunda crisis?
Y la segunda reacción ha sido la de dos medios de izquierdas, la del diario digital "El Plural" y la edición digital de "Público", que no dudan en recalcar que, a pesar de la victoria electoral del CDU, son los segundos peores resultados de su historia. Una forma sutil de decir que los resultados son un fracaso, argumento que ya utilizó Z. en los comicios anteriores y que supuso una metedura de pata recordada por todos.
Nuestro presidente, con la lección aprendida, a buen seguro no volverá a tildar de fracaso la victoria del CDU, si bien no querrá entender por qué las políticas fracasadas de Ángela Merkel le han llevado a la victoria y a liderar el tren europeo.