domingo, 9 de agosto de 2009

ETA quiere dialogar

ETA ha aparecido de nuevo en Mallorca y fiel a su estilo. Con bombas. Y es que este grupo de hijosdeputa que se dicen soldados vascos (a saber: ni son soldados ni son vascos) quieren sembrar el terror en la isla donde veranea el Rey y, de paso, miles y miles de turistas dispuestos a disfrutar de los encantos de la isla.
Lo curioso del tema es que matar guardias civiles con bombas-lapa, o intentar masacrar, no sólo a los miembros de la Benemérita, sino a sus esposas e hijos (la piara quiso repetir la matanza de la Casa Cuartel de Zaragoza en Burgos), es una forma de reclamar diálogo. Increíble pero cierto: éste es el cínico idioma que hablan estos pistoleros.
No es hora de hacer ninguna crítica a nadie. Rubalcaba y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que tiene a su mando están (supongo) haciendo esfuerzos para atrapar y anticiparse a estos malnacidos, detenerlos, ponerlos entre rejas y (¡ay, esto es pedir demasiado!) que se pudran en la cárcel.
ETA dice que va a seguir matando hasta que haya un nuevo diálogo, y no habría mayor error por parte del gobierno buenista de Z. que dialogar con los de las pistolas, pues ¿qué excusa pondrían a los españoles esta vez? (ETA quiere dialogar para conseguir un final pacífico al conflicto vasco: sólo hay que mirar los muertos que han puesto encima de la mesa)
Con ETA sólo cabe una vía: la derrota y la cadena perpetua.

1 comentario:

robur dijo...

El gobierno socalista de Zapatero es un gobierno débil y ha sido percibido por todos aquellos que tuvieran un interés en negociar con él. En el caso de los terroristas ya lo descubrieron en el proceso de diálogo político desarrollado en la primera legislatura. Todo parece indiciar que ahora los asesinos están dispuestos a forzar una nueva negociación presionando con atentados y muerte. ¿ Será capaz este gobierno de aguantar el pulso? Quiero pensar que sí