viernes, 14 de agosto de 2009

Date prisa, que legislamos

Tras leer la noticia de ABC ("Un e-mail de Moncloa revela prisas y vacío en la ley de Economía Sostenible "), y la reseña que de esta noticia hace Libertad Digital ("Zapatero pide por e-mail "imaginación" para su Ley de Economía Verde"), uno se puede hacer a la idea del porqué de este desgobierno que tenemos y sus consecuencias.
Recordemos que Z., presidente del gobierno, dijo en el debate de la nación, según la crónica de Libertad Digital de entonces, que "el Gobierno se ha propuesto buscar un amplio acuerdo social, institucional y político sobre las prioridades del nuevo modelo productivo y en torno a la elaboración de esta ley general. De esta forma, propondrá un acuerdo sobre el contenido de la Ley en la mesa del diálogo social para abordar el nuevo modelo de crecimiento y su adaptación a la empresa, la negociación colectiva, la protección social y la formación para el empleo." La Ley en cuestión es la Ley de Economía Sostenible.
Pero ABC muestra que se ha enviado un correo electrónico en el que se pide urgencia, pues se han propuesto un objetivo para la publicación de la Ley: Tiene que estar aprobada y publicada el 31 de diciembre de 2009, y aprobada en Consejo de Ministros, como muy tarde, el 17 de septiembre.
Una Ley, que según este correo de Moncloa, "se considera la Ley más importante de la legislatura", y, como es la más importante, "se pide un esfuerzo de imaginación y que se realicen propuestas innovadoras que vayan más allá de lo que ya está propuesto, programado o en marcha".
Y "Dados los plazos con que contamos todo es urgentísimo...".
Y ya que es una Ley que según Z. "Va a ser una ley que afecte a temas esenciales para el futuro de la economía, fiscales, presupuestarios y energéticos, de gran calado" (Z., en el Debate del Estado de la Nación), que pretende orientar "la actividad pública y privada hacia el cambio del modelo productivo", y "Con motivo de este calendario tan apretado, deben evitarse contenidos que exijan informes preceptivos o dictamen del Consejo de Estado. Esto nos complica la incorporación de propuestas que exijan tramitación medioambiental o dictamen del CE por ser ejecución de Derecho comunitario (Pesca IUU y Estrategia Marina".
Este correo electrónico fue enviado hace un mes. Desde entonces, las mentes pensantes del socialismo español están trabajando duramente para que una ley que va a cambiar el modelo productivo, nada más y nada menos, que va a afectar a temas esenciales para la economía, y que, por ser la ley más importante de la legislatura va a ser, como dice la canción, la hostia y el copón. Se pide urgencia y se pide imaginación, pero para cualquier ley, y más cuando una ley que pretende planificar (y no orientar) la actividad pública y privada, debería aplicarse el dicho vístete despacio que tengo prisa.
Y ¿dónde está la búsqueda del gran acuerdo social, institucional y político sobre las prioridades del nuevo modelo productivo y en torno a la elaboración de esta ley? ¿En el correo electrónico de Moncloa publicado por ABC? ¿O es la misma búsqueda de acuerdo como la que se realizó en torno a la ley del aborto libre?
Ya está visto como se elaboran las leyes en este país. Para Moncloa, y visto está a la luz de la información acerca de este correo electrónico, un proyecto de ley es cualquier garabato en un papel, por mucho que lo hayan hecho esmerados especialistas con urgencia e imaginación, es un croquis a mano alzada en vez de un mapa topográfico del Ejército, con los que nunca nos perdíamos por la montaña.
Si no estaba ya visto, ahora está claro en manos de quiénes está nuestro país. Y después de tenerlo claro, uno puede leer la portada de El Mundo de hoy día 14 sin sorprenderse: "Alemania y Francia vuelven a crecer, España sigue hundida".
Apaga y vámonos.