miércoles, 3 de junio de 2009

Acontecimiento planetario (entrada 100)

Leire Pajín es una persona que en sus discursos y en sus intervenciones emplea siempre un tono mitinero y cada frase, cada palabra, tiene ese aire de consigna panfletaria propia del PSOE del 36. Pero hoy, gracias al don de la clarividencia que debe de dar el cargo de Secretaria de Organización de los socialistas, ha anunciado un acontecimiento en el planeta. Quizás el tercer acontecimiento de proporciones planetarias después de la invención del fuego y la llegada del hombre a la Luna.
Me llevé chasco, pues creí por un momento que anunciaría la llegada inminente de la entrada número 100 del blog El Ala Derecha, pero no por ello el anuncio era de proporciones inferiores: Todos vamos a ver a Barack Obama, presidente de EE.UU. coincidiendo con Z., como presidente de turno de la UE (que no elegido por los europeos, créanme). En su primer apretón de manos, le faltó decir a Pajín, una luz cegadora tras ellos iluminará nuestras almas, y todos veremos una paloma laica descendiendo y penetrando en ellos cual Espíritu Santo (pero laico, por esta vez).
"Estados Unidos y Europa, dos políticas progresistas, dos liderazgos, una visión del mundo, una esperanza para muchos seres humanos", ha dicho Leire Pajín. Sólo le ha faltado explicar el misterio de la Santísima Trinidad, pero a buen seguro que entre Obama y Z. son capaces de hacerlo, si no traen de nuevo, en la coincidencia de los dos liderazgos progresistas, al mundo al medievo.

1 comentario:

Llibert dijo...

Hombre, al medievo nos llevarán más bien unos centenares de ejecutivos de grandes corporaciones industriales y financieras. Ya me gustaría que a estas alturas de la corrida (símil tauromáquico, que nadie se anime)Obama y hasta Zapatero nos pudieran llevar al medievo. Eso querría decir que tendrían también poder para arreglarnos el futuro. Me temo, que los pobres a duras penas pueden hacer de servicio de limpieza barriendo lo que los elefantes destrozan en la cacharrería en que se ha convertido el mundo. La cacharrería neoliberal que Reagan y Thatcher nos montaron para globalizar la miseria (y concentrar en los suyos la riqueza).

Por cierto, el fuego no fué inventado, lo aprendimos a controlar.