lunes, 2 de marzo de 2009

Galicia: hoy no se celebran derrotas

A tiempo de analizar con más detalle las elecciones autonómicas del País Vasco y Galicia, lo que me ha quedado de esta jornada electoral son las caras de los derrotados. Por un lado la de Touriño y Quintana, que nunca han ganado unas elecciones (pues siempre las ganó el PP en Galicia), pero que les significa perder el gobierno gallego. Y después la cara de Patxi López, que no ha ganado las elecciones, pero que puede, con la ayuda de los pactos (esperemos que constitucionalistas), ser lehendakari.
Pero hablemos de Galicia, que es donde las cosas están más claras. Y lo más evidente es que el Partido Popular siempre ha ganado las elecciones gallegas. Otra cosa es que, como ocurre en este país, se necesite mayoría absoluta para gobernar debido a las peculiaridades de nuestro sistema electoral. Esta vez el PP la ha conseguido, pero resultó patético, hace tres años y medio, ver cómo Touriño y Quintana celebraban haber perdido las elecciones como siempre, pero ganando el acceso a la Xunta, a los despachos amueblados y a los coches obama.
Así pediría que el PSOE no se engañase: siempre han perdido las elecciones gallegas y hasta ahora siempre necesitan de pactos para poder desgobernar Galicia. He ahí el verdadero motivo de análisis que los socialistas deben hacer.