domingo, 26 de abril de 2009

Don erre que erre

Más de cuatro millones de parados, más los que ya están remojando sus barbas y sus familias, tuvieron que ver con incredulidad las palabras de nuestro presidente del gobierno, afianzándose en sus principios ideológicos para seguir cometiendo (o perpetrando) políticas económicas equivocadas. Es decir, más malgasto de dinero público, que es el de todos, en vez de corregir sus políticas.
A pesar de que sus políticas nos llevan a los cinco millones de parados (la EPA del próximo trimestre será definitivo), y quizás hacia una depresión económica, Z. sigue a lo suyo, con su propaganda ideológica, anteponiendo lo que él dice llamar políticas sociales al derecho constitucional al trabajo, todo ello con la aquiescencia de los subvencionados sindicatos de los (ex-)trabajadores.
La crisis de gobierno sólo ha servido para enrocarse en las políticas de gasto arbitrario del dinero de todos y para sustituir a un Solbes que alertaba de que la hucha ya no daba para más, por una Salgado que dice que ancha es Castilla. Para mayor satisfacción de Z., al final resultará que Salgado va a hacer bueno a Solbes.
Mientras este Titanic ya está hundiéndose, en capitán del barco ordena a la orquesta que siga tocando, para que todos nos entretengamos bailando al ritmo de su discurso ideoilógico, y con las fotos de Obama decorando el salón, creyendo él que será el iceberg, y no el achique de agua (porque los botes ya los tiró por la borda) el que nos salvará a todos.

1 comentario:

Jose A. Jimenez dijo...

Lo triste y desastroso es que miras la tele y este robaperas,parece que tiene mas apoyos que nunca.
Y yo creia que no cabia un tonto mas en España,cuan equivocado estaba.
Saludos