sábado, 7 de noviembre de 2009

Esperanza Aguirre

Mi amigo de izquierdas, Javier, me confesó que la única persona que vale realmente dentro del Partido Popular es Esperanza Aguirre y, si bien no coincidía con ella en su liberalismo, tenía claro que era la única figura del partido que podía hacer frente a Zapatero. "Es la única que tiene madera para gobernar", me vino a decir.
Lo que Javier me confesó es algo que prácticamente toda la derecha sabe, al igual que la práctica totalidad de la izquierda. No es de extrañar que por ello esa derecha que, acertadamente, alguien definió como cainita, no la quiera ver ni en pintura. Una derecha gris, representada por Mariano Rajoy, Gallardón, y todos esos que se conforman (resignan) con calentar el banquillo mientras Zapatero y su gobierno destrozan el campo de juego, pronúnciese España. Resignación, que los más optimistas llaman 'perfil bajo' y los demás llamamos arriolismo, algo que Rajoy, Gallardón y los resignados confunden con pragmatismo.
Esperanza Aguirre es atacada por el sector del Partido Popular que prefiere acomodarse en su butaca y sujetarse bien antes que arriesgarse por lo que merece la pena y defender los valores de manera vehemente si es necesario. Nadie va a ocultar a estas alturas las ambiciones de unos y otros, pero no poca gente sabe que Aguirre, a día de hoy, es la única cabeza visible de esa derecha que no se resigna y lucha por los valores del liberalismo conservador, mientras Rajoy se limita a esperar la debacle del zapaterismo sin saber qué valores defiende. Gallardón sólo espera la tercera derrota de Rajoy, ésa que todos sabemos que ocurrirá en caso de que se presente el de Pontevedra. A día de hoy, el Partido Popular es un partido de acomodados candidatos de consenso en el que no cabe la ambición inconformista de Aguirre.
A la izquierda le pasa lo mismo. Sabe que la única persona que puede hacer frente a Zapatero es Esperanza Aguirre. No es casualidad que el blanco preferido de la prensa izquierdista sea Aguirre, ya sea en El País, Público o El Plural. ¿Acaso cree alguien que es casualidad que Cobo vomitara sus declaraciones en el diario de PRISA?
Ya dije hace un año que Mariano había perdido mi voto. Y su réplica nunca lo obtendrá. Sólo queda esperar que el congreso de 2011 no se aplace por conveniencia del que dice ser líder del PP y, a poder ser, que Esperanza Aguirre sea la candidata a la presidencia del gobierno.

3 comentarios:

filomeno2006 dijo...

¿Demasiados Abogados del Estado, Diplomáticos y Registradores de la Propiedad en Génova 13?

El Ala Derecha dijo...

Demasiados conformistas y acomodados en su sillón, diría yo.

Monsieur de Sans-Foy dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro.
La valía de Aguirre viene avalada por la intensidad y variedad de sus enemigos: los mediocres de su propio partido, PRISA y toda la pijo-progresía militante.
Un saludo resignado.