domingo, 16 de octubre de 2011

ETA: Abriendo y cerrando heridas

Mañana se celebra esa "conferencia de paz" promovida desde la llamada izquierda abertzale con la idea principal de internacionalizar lo que no pocos llaman "conflicto vasco", que no es ni conflicto ni vasco, es un problema que tienen unos tarados mentales con el concepto de democracia y con la democracia misma.

Lamentable me parece que, en toda esa pantomima que llevamos incluso antes de que Bildu, los testaferros de ETA, fuese legalizada para apoderarse de los censos y presupuestos municipales, sea el PSE-PSOE quien se sume a la farsa que se va a perpetrar mañana. 

Me parece más lamentable en el lugar en el que se ha instalado el socialismo y la izquierda en general (con sus excepciones, como Rosa Díez) dando alas, aunque sea sólo "para mirar", y algunos, no sin bajeza, comparando lo de mañana con los actos de José María Aznar en la tregua etarra de aquel entonces. Por supuesto, eso le ha llevado a que las víctimas se enojen, y con razón. 


Parece evidente, por mucho que duelan las palabras de José María Aznar, que hay una opción genuflexa de súplica para que haya movimientos hacia el fin de ETA antes de las elecciones del 20-N; un empeño en querer pretender que se va a alcanzar la paz, dando la espalda a las víctimas y por la puerta de atrás, sin vencedores ni vencidos, equiparando a víctimas con verdugos. De ese modo, un empeño en cerrar las heridas, y a ser posible antes de las elecciones.

Pero al mismo tiempo que vemos a una izquierda empeñada en cerrar a cualquier precio, aun a costa de las víctimas, las heridas provocadas por el largo historial delictivo y genocida del terrorismo etarra, resulta paradójico su mismo empeño en reabrir heridas con el tema de la Guerra Civil y la dictadura franquista, a través de la llamada Memoria Histórica. 

¿Acaso no resulta paradójico hasta lo repulsivo que intenten a la desesperada cerrar un conflicto entre la demócratas y los totalitarios etarras de espaldas a las víctimas y a su dignidad y, al mismo tiempo, quieran abrir una y otra vez, con su correspondiente fractura social, el conflicto que nos llevó a matarnos entre nosotros y a una dictadura de cuarenta años?